Ciutat Meridiana y la campaña Stop Pujades del transport Públic. Sobre el transporte público como producto de lujo

Hace poco apareció en los medios de comunicación la noticia de que Ciutat Meridiana ha conseguido el triste récord de ser el barrio más pobre de Barcelona con un 37,5 de renta familiar respecto a la media de Barcelona. Eso sí, Servicios Sociales gasta 20 veces más aquí que en Pedralbes (Nos gustaría saber el gasto total – equipamientos, personal, actividades, obras, etc.. –  durante el 2013 del Ajuntament en Pedralbes  y en Ciutat Meridiana, a ver si también gasta 20 veces más). Aun así parece no ser suficiente.

El otro día en una comida de celebración del fin de promoción de un curso en un centro de formación en Ciutat Meridiana, me hablaban de cifras de un 50%  de paro en mi barrio, y posiblemente, hasta un 80% de paro entre los jóvenes.  Que para familias enteras (varias generaciones) los 300 euros que reciben como beca algunos de sus  alumnos sería la única fuente de ingresos familiar.

La exclusión social y la marginación se extiende por Ciutat Meridiana. Muchas familias se encuentran sin recursos económicos suficientes. Los casos de miseria son incontables.

Para centrarnos en el tema del transporte, por ejemplo, el caso de familias  que tienen que colarse en el metro para acceder al banco de alimentos con el riesgo de multas que no podrán pagar.

Y es que el transporte para muchos vecinos de mi barrio está dejando de ser un derecho para devenir un lujo. Obtener la T-10 y la tarjeta mensual para ir a  trabajar o estudiar está obligando a muchas familias a renunciar a otras necesidades extremadamente básicas.

Y la administración, ante una población depauperada, ante unas pensiones insuficientes y que se han congelado este año, sigue aplicando una subidas del precio del transporte idénticas a las de hace una década como si nada estuviese pasando.

¡El Ajuntament de Barcelona se vanagloria de superávit, mientras la mayoría de los ciudadanos intentar superar el final de mes!

Y ese tremendo sacrificio para las capas más desfavorecidas, ha llevado a una serie de entidades a realizar una campaña que solicita que se congele la subida del transporte y se faciliten  pases especiales para parados y estudiantes. La campaña STOP PUJADES TRANSPORT PÚBLIC de la que nosotros, la Avv de Ciutat Meridiana, hemos formado parte desde el principio.

Ante este malestar de una población que ve como pierde su poder adquisitivo y sus derechos la administración responde con desprecio. Como función pública deberían buscar la transparencia y si se piden esos sacrificios deberían explicar donde se gasta ese dinero. Por ejemplo,  explicando los ingresos que perciben los 603 directivos de la empresas que además están fuera de convenio.

Las élites que nos gobiernan, a las que nosotros pagamos, han decidido olvidar que son servidores públicos, que están en su puesto para servir para los ciudadanos; y  es al contrario, somos nosotros los ciudadanos los que servimos para que ellos estén. Y no señores, TMB no es la Cosa Nostra, ni su negocio particular. Tienen ustedes la obligación de explicar cómo se gestiona la empresa pública TMB, que nos pertenece a todos.

Y nuestras protestas tienen  que incidir en que el transporte es un derecho. Porque si no al final nos lo quitarán como otros muchos, ante la apatía compulsiva de una población que aun sigue creyendo en ciertos brotes verdes. Y mientras no paran de subir los precios del transporte se van reduciendo el número de líneas y para que los vecinos de Ciutat Meridiana consigamos que nos instalen una marquesina tendremos que hacer rogativas a todos los santos habidos y por haber.

Y mientras tanto la mayoría del dinero se va para los transportes que atienden a los turistas, que es el gran negocio y una gran cantidad de dinero público está siendo invertido en crear una negocio extremadamente rentable que cuando menos esperemos será privatizado. Eso sí, en nombre de la eficiencia, que estas cosas siempre se escudan en la eficiencia.  Tendremos una maravillosa empresa privada que gestione los transportes relacionados con el turismo y quedará una red municipal de transporte, entonces sí, con déficits, que cada vez será más precaria y más cara.

Y esto no es ciencia ficción. Es lo que ha pasado con los hospitales, con la educación, lo que acaban de hacer con las funerarias.. Es Neoliberalismo, porque su único objetivo es hacer desaparecer lo público y los mismos que lo malgestionan ahora serán los que gestionen las empresas privatizadas. Ellos siempre ganan

La protesta de Stop Pujades Transport Públic no son las veleidades de unos antisistemas con extraños designios. Los poderosos, las élites neoliberales que nos gobiernan nos quieren pobres, sin  derechos y sumisos. Nosotros, la Avv de Ciutat Meridiana  y muchos vecinos de este barrio hemos decidido resistir y luchar por nuestros derechos y seguiremos participando en esta campaña porque para los excluidos, ésta es una lucha a muerte por mantener un transporte público de calidad. Por la futura calidad de vida de las generaciones venideras.

Ciutat Meridiana Resiste. ¿Tú qué vas a hacer?

Nota: Quizá nuestros gobernantes, aunque fuese algo pretencioso artísticamente hablando, podría declarar las tarjetas T-10, la mensual y la trimestral obras de arte, y así bajarles también el IVA. Que es que la verdad no tienen la más mínima vergüenza.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s