Mi reino por una marquesina, o un banco en su defecto. Sobre las desventuras del barrio más pobre de Barcelona

Es triste pedir pero más triste es robar (*1). Semos el barrio más pobre de Barcelona y tenemos muchas familias sin recursos  que de mantener. Perdonen las molestias que les vamos a causar, sólo les pedimos una marquesina para nuestro  barrio…”            

Suena ridículo, ¿verdad?            
Pues es que ya no sabemos qué hacer  para conseguir que el Ajuntament nos coloque una marquesina o cualquier otra solución en la parada número 1625 del barrio de Ciutat Meridiana. Parada sita al lado del Mercat de Nùria. Un mercado en franca decadencia, con muchos puestos cerrados, pero que sigue siendo donde compran muchas personas mayores que aun viven en la calle Perafita. La Perafita sí, la calle con más desahucios de España; la calle más olvidada y abandonada de nuestro  barrio.               
Tomás Martínez, un vecino del barrio preocupado por la dificultad de las personas mayores y discapacitadas para poder comprar en el mercado  por la imposibilidad de esperar el autobús en dicha parada, ha presentado toda una serie de instancias en las que solicita que dado  que no es posible colocar una marquesina al menos se coloqué un banco donde puedan esperar las personas mayores. Y presenta instancias en abril, en junio, en septiembre del 2012 y en marzo del 2013. Las respuestas siempre son negativas.
Que la normativa no permite colocar una marquesina (23/12/2012), que el espacio adyacente a la parada es privado -¿de un mercado municipal?- y que el espacio público no da para un banco o una marquesina (28/1/2013); o bien que  no está previsto instalar bancos al lado del mercado (13/5/2013)            
La asociación de vecinos de Ciutat Meridiana se ha reunido con el Gerente del Distrito , con el Comisionado de Zona y todos siempre reconocen que es un problema la falta de asientos para la gente mayor, pero al final nunca nadie hace nada.               
Si es un pequeño espacio privado del mercado, el propio mercado sería el principal  beneficiado,  si es de un particular se podría expropiar. Se han gastado nueve millones de euros en comprar un  bloque en Torre Baró del fiasco inmobiliario de Regesa. Creo que buscar una solución a este problema sería algo más barato. Aunque sea trasladar la parada unos metros, unos sillas individuales como se han colocado en la plaza del Metro. Seguro que hay soluciones.           
Ya sabemos que no somos turistas, que no somos vecinos de los barrios que votan a Convergencia i Unió, que somos pobres, y  algunos de solemnidad. Que somos los culpables de esta crisis por haber vivido por encima de nuestras posibilidades, pero también somos vecinos de Barcelona.         
En la Avv de Ciutat Meridiana hemos decidido realizar una acción reivindicativa instalando una marquesina de pega y unas sillas de las que usamos en la A.VV. para protestar por la falta de soluciones.  Y durante unos días montaremos esta parada de pega con el siguiente lema que creemos  representa la política municipal respecto  a este problema.

      ¿ERES UNA PERSONA MAYOR, UNA PERSONA DISCAPACITADA?            
      ¿TE VENDRÍA BIEN UNA MARQUESINA O UNOS ASIENTOS EN ESTA PARADA? 
      ¿SI? PUES TE JODES, QUE POR AQUÍ NO PASA EL BÚS TURÍSTIC.             
      FEM BARCELONA (*2)

Ciutat Meridiana Resiste            
_______________________________________________________________
Notas:
(*1). Excepto si eres Fèlix Millet i Tusell y has gestionado el Palau de la Música, por supuesto.   
(*2). Expresión en catalán que significa Hagamos Barcelona. Utilizado por el municipio para campañas y proyectos

Advertisements

CARTA DE UNA MADRE CON DOS HIJOS QUE QUIEREN DESALOJAR MAÑANA EN NOU BARRIS

Nova Caixa Galicia. Nuevo nombre para un banco, Caixa Galicia, que se ha convertido en símbolo del fraude y de la mala gestión y de un montón de prácticas por las que sus directivos no serán nunca juzgados. Que es un de los principales causantes de esta crisis que nos está dejando  sin derechos y  en la miseria a las capas más desfavorecidas. Un banco que ha sido rescatado con dinero público.

Y quieren desalojar a Eva, con sus dos hijos de 11 y 9 años por el terrible crimen de llevar años sin trabajo, con una ayuda de 390 euros,  que se encontró  en la calle y que  todo el miedo en el cuerpo decidió ocupar una vivienda en uno de los barrios más pobres de Barcelona, para disponer de un techo para sus hijos. Una vivienda que llevaba años abandonada y  ahora Eva, solicita un alquiler social.

Mañana es el desalojo y puede ser con intervención policial. La Avv de Ciutat Meridiana solicitará que se pare este desalojo y que se busque una solución negociada.. Y que por una vez no se haga un favor millonario a los ricos de siempre, sino que se conceda una pequeña ayuda a una familia sin recursos, un simple alquiler social. Os pedimos por favor vuestra ayuda en extender este mensaje y en acudir a parar el desalojo.

Mañana  jueves 13, a las 9 de la mañana a la salida del metro de Torre Baró – Vallbona.. Línea 11

Creo que nada mejor que las palabras de Eva y su petición:

 Hola, buenas me llamo Eva María San José Reina. Me dirijo a usted para comunicarle que soy la que está ocupando la vivienda de c/ Martorelles 20-22 1º 1ª de Barcelona. Llevo viviendo desde junio del 2013 porque sabía que el piso estaba vacío, como tres años vacío.  Antes de ocupar la vivienda miré a ver de quien era la vivienda, y  mi sorpresa fue que conocía a la propietaria. Bueno, la hija de la señora de la que era el piso que estoy ocupando. Entonces, yo le dije que porque no me hacía el alquiler del piso, que para que estuviera vacío que me lo alquilara. Entonces me dijo que llevaba mucho tiempo sin hablar con su madre, que ella no quería saber nada de nada y que no tenía idea de nada. Le pregunté si me metía que pasaría. Ella me dijo que no sabía nada, que hiciera lo que quisiera, que ella no se iba a meter en nada y que no quería saber nada.

Bueno, como yo estaba en la calle con mis dos hijos y un piso abandonado pues decidí ocuparlo, y como nadie se hacía responsable y yo tengo dos niños: me decidí.

La casa estaba en muy malas condiciones. Los vecinos se habían quejado de que salía mal olor y salían ratas y cucarachas. Yo estuve como un mes limpiando, arreglándola y pintando;  y cuando ya la desinfecte me metí en la casa con todo el miedo del mundo porque en verdad yo no sabía que me podía pasar. Ahora la tengo en muy buenas condiciones, ya no hay ni ratas, ni cucarachas, ni  malos olores.

Yo en la situación que estaba con mis niños pequeños, que no teníamos un lugar seguro, y siempre recogidos en casas de familiares o amigos desde que me separé hace seis años. Al no tener una estabilidad me traían malas notas y ahora desde que estamos aquí, viviendo en el piso, mi niño Alex de nueve años, el año pasado me sacaba insuficientes en todo y este último trimestre me ha sacado bienes.  Estamos muy contentos.

Y mi niña Esther, de once años está muy contenta y feliz. Ella piensa que tenemos un alquiler y no sé cómo decirle que el 13 de febrero puede que no sepamos cómo nos vamos a ver.

A mi toda esta situación me produce ansiedad y muchos nervios. Estoy cobrando la ayuda familiar de 399 euros más la pensión del padre de mis hijos de 150 euros al mes. Estoy buscando trabajo que espero encontrar muy pronto porque no dejo de mandar currículums. También me ha dicho la asistenta social que cuando vea que no encuentro trabajo  y se me acabe la ayuda me pedirá la PIRMI

Solo deseo pedirles que por favor me hicieran un alquiler social, ya que mis hijos no quieren marcharse. Solo un momento pónganse la mano en el corazón y piensen en dos niños. No les rompan el corazón y la felicidad que tienen ahora.

Muchas gracias por leer estas palabras y deseo con todo mi corazón poder arreglar esta situación tan incómoda para mi y para vosotros. 

Gracias

Image

Ciutat Meridiana y la campaña Stop Pujades del transport Públic. Sobre el transporte público como producto de lujo

Hace poco apareció en los medios de comunicación la noticia de que Ciutat Meridiana ha conseguido el triste récord de ser el barrio más pobre de Barcelona con un 37,5 de renta familiar respecto a la media de Barcelona. Eso sí, Servicios Sociales gasta 20 veces más aquí que en Pedralbes (Nos gustaría saber el gasto total – equipamientos, personal, actividades, obras, etc.. –  durante el 2013 del Ajuntament en Pedralbes  y en Ciutat Meridiana, a ver si también gasta 20 veces más). Aun así parece no ser suficiente.

El otro día en una comida de celebración del fin de promoción de un curso en un centro de formación en Ciutat Meridiana, me hablaban de cifras de un 50%  de paro en mi barrio, y posiblemente, hasta un 80% de paro entre los jóvenes.  Que para familias enteras (varias generaciones) los 300 euros que reciben como beca algunos de sus  alumnos sería la única fuente de ingresos familiar.

La exclusión social y la marginación se extiende por Ciutat Meridiana. Muchas familias se encuentran sin recursos económicos suficientes. Los casos de miseria son incontables.

Para centrarnos en el tema del transporte, por ejemplo, el caso de familias  que tienen que colarse en el metro para acceder al banco de alimentos con el riesgo de multas que no podrán pagar.

Y es que el transporte para muchos vecinos de mi barrio está dejando de ser un derecho para devenir un lujo. Obtener la T-10 y la tarjeta mensual para ir a  trabajar o estudiar está obligando a muchas familias a renunciar a otras necesidades extremadamente básicas.

Y la administración, ante una población depauperada, ante unas pensiones insuficientes y que se han congelado este año, sigue aplicando una subidas del precio del transporte idénticas a las de hace una década como si nada estuviese pasando.

¡El Ajuntament de Barcelona se vanagloria de superávit, mientras la mayoría de los ciudadanos intentar superar el final de mes!

Y ese tremendo sacrificio para las capas más desfavorecidas, ha llevado a una serie de entidades a realizar una campaña que solicita que se congele la subida del transporte y se faciliten  pases especiales para parados y estudiantes. La campaña STOP PUJADES TRANSPORT PÚBLIC de la que nosotros, la Avv de Ciutat Meridiana, hemos formado parte desde el principio.

Ante este malestar de una población que ve como pierde su poder adquisitivo y sus derechos la administración responde con desprecio. Como función pública deberían buscar la transparencia y si se piden esos sacrificios deberían explicar donde se gasta ese dinero. Por ejemplo,  explicando los ingresos que perciben los 603 directivos de la empresas que además están fuera de convenio.

Las élites que nos gobiernan, a las que nosotros pagamos, han decidido olvidar que son servidores públicos, que están en su puesto para servir para los ciudadanos; y  es al contrario, somos nosotros los ciudadanos los que servimos para que ellos estén. Y no señores, TMB no es la Cosa Nostra, ni su negocio particular. Tienen ustedes la obligación de explicar cómo se gestiona la empresa pública TMB, que nos pertenece a todos.

Y nuestras protestas tienen  que incidir en que el transporte es un derecho. Porque si no al final nos lo quitarán como otros muchos, ante la apatía compulsiva de una población que aun sigue creyendo en ciertos brotes verdes. Y mientras no paran de subir los precios del transporte se van reduciendo el número de líneas y para que los vecinos de Ciutat Meridiana consigamos que nos instalen una marquesina tendremos que hacer rogativas a todos los santos habidos y por haber.

Y mientras tanto la mayoría del dinero se va para los transportes que atienden a los turistas, que es el gran negocio y una gran cantidad de dinero público está siendo invertido en crear una negocio extremadamente rentable que cuando menos esperemos será privatizado. Eso sí, en nombre de la eficiencia, que estas cosas siempre se escudan en la eficiencia.  Tendremos una maravillosa empresa privada que gestione los transportes relacionados con el turismo y quedará una red municipal de transporte, entonces sí, con déficits, que cada vez será más precaria y más cara.

Y esto no es ciencia ficción. Es lo que ha pasado con los hospitales, con la educación, lo que acaban de hacer con las funerarias.. Es Neoliberalismo, porque su único objetivo es hacer desaparecer lo público y los mismos que lo malgestionan ahora serán los que gestionen las empresas privatizadas. Ellos siempre ganan

La protesta de Stop Pujades Transport Públic no son las veleidades de unos antisistemas con extraños designios. Los poderosos, las élites neoliberales que nos gobiernan nos quieren pobres, sin  derechos y sumisos. Nosotros, la Avv de Ciutat Meridiana  y muchos vecinos de este barrio hemos decidido resistir y luchar por nuestros derechos y seguiremos participando en esta campaña porque para los excluidos, ésta es una lucha a muerte por mantener un transporte público de calidad. Por la futura calidad de vida de las generaciones venideras.

Ciutat Meridiana Resiste. ¿Tú qué vas a hacer?

Nota: Quizá nuestros gobernantes, aunque fuese algo pretencioso artísticamente hablando, podría declarar las tarjetas T-10, la mensual y la trimestral obras de arte, y así bajarles también el IVA. Que es que la verdad no tienen la más mínima vergüenza.